miércoles, 13 de septiembre de 2017

Bella —Canción a Tijuana—




Hoy me desperté
Y le di gracias al Señor por este suelo
Mi tierra de la fe
De la nostalgia melodías y desiertos
He llegado aquí

Con la ilusión de ver el sol con otros cielos
Y me hace tan feliz
Saber que llegará a mi gente un día mejor
Bella Tijuana es una estrella

Bendita sea esta tierra del cerro al mar
Bella Tijuana es una estrella
Bendita sea esta tierra del cerro al mar
Los latidos de su corazón
Bailan y brincan conmigo
Esto que siento me va a estallar
Mi aventura va a empezar
¿Quién iba a decir?

Que justo al norte en la frontera de mis miedos
Me iban a recibir
Como a una hermana con los brazos bien abiertos
Irme a trabajar
Pongo mi vida en lo que tengo en el proyecto
Y no hay mejor lugar
Que mi Tijuana para poder empezar
Los latidos de su corazón
Bailan y brincan conmigo
Eso que siento me va a estallar
Mi aventura va a empezar
Bella paraparapabella paraparapabella parapapara

Bella paraparapabella paraparapabella parapapara
Los latidos de su corazón
Bailan y brincan conmigo
Eso que siento me va a estallar
Mi aventura va a empezar empezar empeza... ar wu!

"Junto con mi papá, Sergio González, hemos compuesto una canción que refleja las virtudes de nuestras tierras triunfadoras y también emite la energía alegre de la gente de Tijuana. Tuvimos la oportunidad de presentarla frente a la organización de este movimiento, TIJUANA INNOVADORA y estamos muy satisfechos con la respuesta que tuvimos. Esperamos que al igual que nosotros, la disfruten. ¡Gracias!" Fuente: Carmen María González —Camía— y Sergio Arturo Gonzalez. —Gracias a tí Camía, muy bonita canción. 

jueves, 9 de marzo de 2017

Batalla por Tijuana

—Pastor Ramos Camberos—

Años van y años vienen y, no veo que la SEP, la Secretaría de Educación Pública de nuestro país, le dé un lugarcito a nuestros héroes locales en los libros de historia, sí, los héroes de Tijuana, los de Ensenada y Mexicali... Existieron —no son mito—. Gracias a ellos, esta esquinita de México es nuestra...

Aquel 9 y 10 de mayo de 1911 en esta ciudad de Tijuana murieron en plena batalla dando sus vidas por la patria, don José María Larroque, Juan Osuna, Clemente Angulo, Pastor Ramos Camberos, Miguel Mendoza, Francisco Cuevas, Alfonso Padilla y un voluntario anónimo. 

Concluido el combate las fuerzas filibusteras tomaron el pueblo e izaron el pabellón de las barras y las estrellas.

En esta fotografía —arriba— compartida amablemente con todos nosotros por uno de sus nietos, conocemos el rostro de don Pastor Ramos Camberos, quien ante la noticia de que fuerzas militares al mando de extranjeros estaban en camino a tomar Tijuana llevó a su familia a San Diego donde paradójicamente el ambiente era todo lo contrario que en Tijuana para su seguridad; pero él, voluntariamente, regresó para defender esta tierra —nuestra Tijuana, y por supuesto, nuestra Baja California y nuestro México— de la invasión filibustera que pretendía, a como diera lugar, anexar estas tierras a Estados Unidos.


Los restos humanos de don Pastor descansan en el basamento del monumento a los defensores de Tijuana, sobre el bulevar Agua Caliente. "Los sucesos históricos de 1911 en Tijuana, son motivo de reflexión y motivo para seguir defendiendo nuestra ciudad".


—Fuente, Fotografía Histórica de Baja California— 

¿Gustas de leer más historias como esta?  Regístrate en: Fotografía Histórica de Baja California, en facebook.



sábado, 7 de mayo de 2016

Los "Barones de la Frontera" y la "Ciudad del Vicio"


Los estadounidenses Carl Withington, Marvin Allen y Frank Beyer  conocidos como "Los Barónes de la Frontera"  —20's, 30's del siglo pasado— promovieron "la Ciudad del Vicio" atrayendo exitosamente más de 180,000 personas cada año a Tijuana. 

Los visitantes disfrutaban de los bares, los casinos, los burdeles y los establecimientos de marihuana, opio, y alcohol entre otras substancias que eran prohibidas en los Estados Unidos, por supuesto. 

Con el aumento en el trafico fronterizo los "agentes" de la prohibición encontraban muy difícil coordinarse y trabajar juntos para aplicar "la ley"; mientras tanto, los ciudadanos americanos que trabajaban en los casinos, salones, hoteles y el hipódromo, vivían en San Ysidro; inclusive, los mexicanos de arraigo se establecían en San Ysidro. 

Los Barones de la frontera poseían de Tijuana hasta Mexicali un centenar de sexo-servidoras, y eran dueños hasta de la barra de cerveza más grande del mundo.

Con "los Barones de la Frontera" y, todo este lado oscuro de "la Ciudad del Vicio" que da inicio a la "Leyenda Negra de Tijuana", surge un intercambio comercial y un desarrollo económico en la entonces, Tijuana.



domingo, 1 de mayo de 2016

El Sueño ¿Americano?

Coincido con quienes dicen que no hay tiempo perdido cada vez que nos dedicamos a aquello en lo que hemos creído; ese tiempo —bien o mal— y aunque parezca perdido, siempre; nos dio, nos da o nos dará una enseñanza. ¿Habrá tal cosa cómo qué un sueño se realice antes de tiempo? Yo creo que sí, J.C., gracias por compartirnos tu historia, es decir, tu testimonio...

Saludos a todos. Yo tomé del agua de la presa un junio de 1994, soy de Colima, Colima. Qué reporte y página tan interesante!

Como muchos llegué a Tijuana con el firme propósito de irme a trabajar a Estados Unidos, para seguir el tan mencionado sueño americano; sin antes ponerme a trabajar aquí para vivir al día.

Parece que cada vez que hacía un intento para cruzar a Estados Unidos mi firme propósito era frustrado. Siempre inconforme y descontento, y otra vez, a la chamba a Tijuana, ayudante de mecánico, un mil usos cualquiera.

Parecía tiempo perdido, y yo quería ganar dólares. Como no queriendo, pasaron veinte años pero veinte años que no bajaba de tiempo desperdiciado mi estancia en Tijuana —no la hice, no pude cruzar— ahora me parece un sueño que haya intentado y querido cruzar así no más al "otro lado".

Yo con mi negativismo, tiempo perdido, pero ahora desde otro enfoque, tanto tiempo que perdí queriéndome cruzar sin pasaporte, hoy me parece un sueño que me perfeccioné como mecánico y ahora tengo mi propia familia, mi propia casa, y mi propio taller —en Tijuana—.

Les digo a mis hijos éste sí que es un sueño hecho realidad, el “sueño de un mexicano”.

J. C.

lunes, 15 de febrero de 2016

El Pepenador y el Angelito

Estoy convencido que todo lo que nos pasa; nos pasa por algo, si se atraviesa un evento "inesperado", o se conoce a una persona "repentina", siempre es para nuestro crecimiento. Ya sea bueno, o malo —o misterioso— lo que nos pase; o, a quien conozcamos, siempre será experiencia; experiencia que nos servirá  de algo. ¿Qué significará todo esto ? Muy buena pregunta, Josie...

A quien corresponda: 

¿Todavía están recibiendo historias? Si todavía sí, es para mandar la nuestra, es decir esto que platica mi papá.

Mi papá recoge cosas viejas que las personas tiran a la basura, pero no crea que anda de bote en bote por toda la ciudad. Él se dirige al relleno de Tecate, que está en el Valle de las palmas; y fue en este relleno sanitario que mi papá vio un angelito. 

Cuando mi papá lo vio, creyó que era un niño, pero luego se percató que brillaba mucho; pero se le escondió, dice mi papá que aun así, aunque brillara, seguía creyendo que era un niño, y el siguió buscando cosas para arreglar y luego  vender.

Parecía, cuenta mi papá, que no había nada, más que un bote; un bote azul roto; pero él llamaba en voz baja, “quién anda ahí”. Y, oyó una risa, pero de suave tono como si viniera de algo escondido dentro del hueco de una guitarra, y fue cuando tomó el bote azul roto; que lo volvió a ver, ahí estaba, como jugando escondidas dentro de lo que fue un bote de basura.

Mi papá le preguntó ¿quién eres? Y, el niño, más que niño; un lindo bebe sonriente, salió pronto del bote y se elevó al cielo como si tuviera alas, y mirando mi padre para arriba se le ocultó en las nubes. 

Mi papá no sabe leer ni escribir bien; por eso le escribo yo; pero no es un ignorante, fue la vida que le tocó; tiene años aprendiendo, yo le estoy enseñando con libros de texto. Ambos somos adultos.

Aunque otras personas (otros parientes) no le crean, yo le creo, sus ojos me dicen que lo que vio es cierto; y aunque nadie le crea, veo en la cara de mi papá su angelito hermoso. Tengo miedo, no quiero que se me muera, pero luego lo veo tan seguro de sí mismo ¡cómo nunca lo había visto! ¿Qué significará todo esto?

Josie.